El bebé y el incendio (2)

Como indiqué en la anterior entrada, en la calle Siracusa había hace unos cuantos años una fábrica abandonada. Un enorme solar con sus restos, flanqueado por esa calle por una tapia no excesivamente alta. Adoquines de los antiguos, tipo piedra para entendernos. Nada de ladrillos modernos ni cemento (experto en estas cuestiones no soy).

Esa fábrica fue testigo del antiguo esplendor de la industria textil en la Ciudad Condal. Existe un artículo en la web de El Periódico (aquí está completo) que explica el pasado de esa factoría, cómo empezó y terminó. Extraigo algunos fragmentos relevantes:

«En la plaza del Poble Romaní, en el núcleo histórico de Gràcia, se alza solemne la única chimenea del siglo XIX que aún se mantiene en pie en el distrito, testimonio del protagonismo de la industria en la Vila durante aquellos años. (…) La chimenea perteneció a la antigua fábrica textil Vapor Puigmartí, la segunda que se instaló en el distrito después de Vapor Vilaregut (calle del Perill con Torrent de l’Olla), conocida popularmente como Vapor Vell.

Vapor Puigmartí se inauguró en 1841 en la zona de Travessera de Gràcia, entre las calles de Torrent de l’Olla y Torrent d’en Vidalet y adoptó el sobrenombre de Vapor Nou.

En la primera mitad del siglo XIX se produjeron en la Vila de Gràcia innovaciones en la forma de producción, vestigios de la revolución industrial. Una de las más importantes fue el uso del vapor como fuerza motriz. Con estos avances llegó la necesidad de encontrar grandes espacios para la creación de una importante arquitectura fabril, ya que las murallas de Barcelona hacían difícil la construcción de estos grandes complejos. Además, las tasas eran muy elevadas. Por eso, la Vila de Gràcia, entonces un pueblo cercano a la ciudad, se convirtió en una zona muy atractiva para este tipo de proyectos. Así, en 1837 se instaló en el actual distrito la fábrica Vapor Vilaregut, y dos años más tarde, la fábrica Vapor Puigmartí. Ésta última dio trabajo a unas 500 personas y, en 1852, durante sus años de máximo esplendor, contaba con 120 telares mecánicos y 800 trabajadores. (…)

La fábrica siguió en pie hasta 1876, cuando un incendio la destruyó por completo y más tarde fue desmantelada. El antiguo solar fue ocupado por algunos pisos y parte de él se utilizó para construir el mercado de l’Abaceria Central, en 1892, que en 1913 se convirtió en un mercado municipal.

La antigua chimenea ha sido rehabilitada recientemente dentro del proyecto de urbanización de la plaza del Poble Romaní».

Efectivamente, este artículo sobre el pasado de la fábrica va vinculado a dos elementos: el primero, la denominada plaza del Poble Romaní, que es el espacio equivalente a buena parte del antiguo solar. Hace referencia al pueblo gitano, pues muchísimas personas de esta etnia viven desde hace décadas en el barrio de Gracia, como sabe mucha gente (incluyendo gente que ha alcanzado cierta fama dentro del mundo de la música; la rumba para ser más exactos). El segundo elemento es esa chimenea con la que arranca la reseña. Una de las pocas chimeneas del siglo XIX que se conservan en la ciudad. No quedó destruida por el fuego. Se conservó y es lo único que quedó en pie de la fábrica.

Desde casa, de siempre, de toda la vida, hemos podido ver esa imponente chimenea asomándonos a la parte trasera (lo que serían las galerías para tender la ropa). Aquí van unas cuantas fotos de esa chimenea:

la-huella-del-xix-en-la-plaza-del-poble-romanc3ad

vapor-puigmartc3ad

plac3a7a_pobleromani

24357998409_767ef4316b_b

Hay algunas fotos más en la red, no demasiadas. Esa explanada es la citada plaza y, por ejemplo, en esta última puede apreciarse la calle Siracusa (franja derecha enfilando esa «P» de parking, pues vemos aquí también una rampa de subida). Estamos a dos minutos de mi antigua casa. De hecho aún tengo familia ahí. El barrio donde nací y me crié.

Como decía, desde casa se ve perfectamente la chimenea. Muy chula. Vestigio de esa antigua fábrica. Fábrica que se quemó y quedó totalmente destruida e inservible en 1876.

Sin embargo —y éste no es el punto verdaderamente misterioso o inexplicable de toda esta historia— puedo decir que yo pude ver cómo ardía esa fábrica…

Claro que esto tendremos que matizarlo…

6 comentarios en “El bebé y el incendio (2)

    1. Ayer por la tarde encontré un artículo en wordpress muy interesante, con fotos: diez chimeneas en Barcelona de su pasado industrial, que se conservan, claro. Tentado estuve de poner link. Desde donde trabajo se ve otra muy chula, ya queda en la fachada marítima de la ciudad, barrio del Poblenou o por ahí por ahí…

      Me gusta

  1. What, estás tremendamente activo en tu nuevo blog. Y en contraposición, yo estoy tremendamente inactiva en el mío. Estoy a mil cosas y no me da mucho tiempo a pasar por WordPress. De tus nuevas entradas he querido leer ésta, pues la historia me tiene intrigada. Haces una descripción muy precisa del lugar y las fotos ayudan mucho también. Deseando saber cómo sigue la historia….

    Me gusta

    1. Gracias Mayte. Sí, estoy muy activo, pero en verdad toda esta temática siempre ha tenido una fuerza tremenda en mi vida. La verdad, pura y dura: soy una persona con una aspiración espiritual muy fuerte. No entiendo cómo no me he encaminado más en serio hacia todo esto. Quiero decir, por ejemplo haciendo meditación (nunca he hecho) o algo parecido, o hacerme budista (cosa que nada garantiza, claro, jajaja). Quiero decir que todo se ha mantenido bastante en la teoría y en darle al coco. Es ahora que le doy salida aquí.
      Sí, no estás muy activa, es una pena. Pronto la tercera parte, aunque persistirá el misterio. Me alegra saber de ti y que te acuerdes de mí.

      Le gusta a 1 persona

      1. Nunca es tarde… Así que si tienes esas aspiraciones espirituales, busca la manera de satisfacerlas. ¿Ya no escribes en el otro blog? Por cierto, mañana por la noche en la Sexta Columna echan un documental sobre el problema de la basura en España. Hablarán de los plásticos, el reciclaje, etc. Quizás te interese. Un abrazo, compañero

        Me gusta

        1. Gracias por tus palabras. En ello estoy. En el otro blog seguiré, solo me tomo unos días. Ahora no me apetece, pero tengo entradas a medio acabar. Además me mudé de piso hace ya casi un año y tengo todo a medio hacer y ordenar aún, y el ordenador te quita mucho tiempo.
          Gracias por el aviso. De hecho te iba a decir que en Baleares ya han aprobado una iniciativa para prohibir muchos plásticos de un solo uso: cubiertos, pajitas, platos… Me alegra haber escrito eso, aprendí y me abrió los ojos. Ahora no hay día que no piense en todo esto. Un abrazo.

          Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s