Perder la cabeza y recuperar la atención: entrevista a Jon Kabat-Zinn

Jon Kabat-Zinn (Nueva York, 1944) es el padre, creador e impulsor en Occidente del cada vez más popular, utilizado y valorado mindfulness, o práctica de la atención plena.

Doctor en Biología Molecular por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), catedrático de Medicina por dicha Universidad de Massachusetts (recogió dicho doctorado en 1971, donde estudió bajo la dirección de Salvador Luria, Premio Nobel en medicina), profesor emérito… Ha estudiado y practicado zen, yoga, meditación; ha estudiado con diferentes maestros budistas y se interesó por el budismo y la meditación zen desde los 21 años. Aunque —y es de familia judía— jamás se ha identificado como seguidor del budismo.

Ni era ni es mi intención, ni voy a extenderme sobre sus extensos currículum y biografía… pero estos rasgos esenciales sobre su carrera y figura son importantes para saber de quién estamos hablando. Kabat-Zinn es el fundador y exdirector ejecutivo del Center for Mindfulness in Medicine, Health Care, and Society en la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts. Es fundador (1979) y exdirector de la Stress Reduction Clinic en la misma universidad. Todos esos estudios y prácticas le llevaron a crear la técnica del Mindfulness-Based Stress Reduction (MBSR, en inglés), o Reducción del Estrés Basada en la Atención Plena (REBAP, en español). Ha demostrado científica y empíricamente los resultados beneficiosos de esa meditación y atención plenas. Decir esto es más que suficiente. Una persona importante, destacada, ojalá que decisiva en el convulso mundo que nos toca vivir. Un grandísimo profesional. Confieso que hasta hace pocas semanas no le conocía. La invitación a buscar más sobre sus enseñanzas, conferencias, libros y trabajo en general queda abierta, pues esa información es lógicamente abundante en la red…

10406391375_db56e3b096_b

Según la Wikipedia, «la base de la REBAP es la práctica de la atención plena, definida por su creador como la “atención momento a momento a la experiencia presente, sin hacer juicios y con una actitud de aceptación”. La práctica de esta técnica pretende enseñar a la mente a prestar atención al presente postulando que la disminución de las preocupaciones acerca del pasado y el futuro puede ayudar a aumentar la aceptación y disminuir el estrés. El concepto de atención plena, originado en el budismo, no tiene naturaleza religiosa ni esotérica: es descrita como atención desapasionada, no evaluativa, y sostenida momento a momento, sobre los estados y procesos mentales perceptibles, lo que incluye sensaciones físicas, percepciones, estados afectivos, pensamientos e imaginación».

O como dice nuestro protagonista en una de esas múltiples entrevistas: «La conciencia plena se ejercita prestando atención de manera activa en el momento presente y sin juzgar. Desarrollar la capacidad de abrazar la realidad de las cosas es curativo y transformador, cambia nuestro cerebro, tal como demuestran las investigaciones neurológicas».

3574

Lo que voy a hacer es rescatar una entrevista publicada en una sección del periódico El Mundo (aquí está el enlace). Es breve, pero muy potente y esclarecedora. Realizada en mayo del 2016, estuvo ese año en España para promocionar una nueva edición de su best seller Vivir con plenitud la crisis (Kairós) y por supuesto para hablar de mindfulnessAllá va…

Muchos españoles equiparan meditación con la acción de reflexionar. ¿Qué es meditar en el contexto del mindfulness?
No es contemplación, ni pensar sobre un tema determinado. Hablamos de meditación como una forma de estar relacionándote con la experiencia según transcurre. Y eso significa que estás entrenando tus facultades de atención para estar en el momento presente y menos distraído. Si te fijas, te darás cuenta de que la mayor parte del tiempo la mente está en el futuro, planeando o preocupándose. Y cuando no está en el futuro está en el pasado, elucubrando sobre qué ocurrió realmente, quién tiene la culpa… Mientras tanto, el momento presente, que es el único en el que podemos ver, oler, saborear, amar, aprender, sentir… se queda estrujado entre esas dos fuerzas. La meditación se refiere a expandir la capacidad de habitar el presente y por tanto vivir con plenitud y en el cuerpo, porque la mitad del tiempo estamos en la cabeza y no en el cuerpo. Muchos creen que todo lo que necesito hacer es dejar la mente en blanco y entonces estaré en una especie de conciencia cósmica, con una mente luminosa. Sin embargo, la mente ya es luminosa. Mindfulness nos dice que podemos salir de esa prisión de miedos y deseos que tiran de nosotros. No se trata de echar a los pensamientos, sino de observarlos y dejar que se queden ahí, como lo que permanece de una nota musical.
¿Cómo? ¿Sentándose muchas horas en la postura del loto?
No hace falta estar sentado en una cueva durante 30 años para conseguir la iluminación. Lo que necesitamos es despertar, porque por alguna razón los humanos nos hemos quedado atrapados en el pasado. Si puedes respirar sin dificultad, es un milagro. Si puedes ver sin dificultad, es un milagro. En todos los sentidos estamos bien, pero seguimos pensando que estaríamos mejor si tuviésemos más dinero, nos casásemos, nos divorciásemos, etc. Pero la realidad es que sólo tenemos este momento, el ahora.
Por tanto, ¿meditación y mindfulness es lo mismo?
Hay muchas formas de meditación. La autorregulación de la atención es una de ellas. Como cultivar intencionadamente la amabilidad o el perdón. Es una rama de las prácticas meditativas, que cultiva la conciencia pura. No se consigue sentándote en el suelo y pretendiendo ser una estatua. La meditación real transcurre en este momento. Esta entrevista es una meditación. La meditación es un acto de amor a la vida, al potencial de la mente de conocerse a uno mismo.
¿Cómo sé que funciona?
Funciona cuando hay una congruencia entre nuestra vida y lo que hacemos. La verdadera meditación es cómo vivimos nuestra existencia momento a momento. Se trata de observar cuántas veces perdemos la cabeza, recuperar la atención y empezar de nuevo.
¿Es una práctica apropiada para todo el mundo?
Todo depende de las habilidades del instructor. Si alguien sufre problemas muy profundos (por ejemplo, un trauma de abuso sexual en la infancia), ¿es la meditación buena para esta persona? Quizá no, en el sentido de que quizás vuelva a traumatizarse. Se requiere un guía con una gran profesionalidad y sabiduría que te ayude a salir de ese trauma. No se puede utilizar una fórmula única. De forma más genérica, sin embargo, ¿es la conciencia de la respiración buena para todo el mundo? Claro. ¿Es la conciencia del cuerpo buena para todo el mundo? Sí, no tiene nada de malo.
Usted está preocupado porque la motivación de algunos instructores no es sanar o ganar en sabiduría, más bien es económica. ¿Cómo se identifica a un buen profesor?
Un buen indicador es cuando el instructor es capaz de verte como persona, no como paciente. La confianza es muy importante. No dejes de emplear tu discernimiento si ves que te manipula, si dice cosas distintas a diferentes personas, si el dinero es un problema… si no te parece ético, escapa lo más rápido posible. Hay mucha gente que asegura ser experto en mindfulness porque se ha vuelto muy popular, pero no saben ni deletrearlo.
Hablemos de los niños. Usted dice que “la infancia está desapareciendo”. ¿Por qué?
En parte, es culpa de la tecnología. Los padres están más y más ocupados y estresados, y los niños también. Tienen demasiadas lecciones, actividades, van de un lado a otro constantemente. Además, tienen acceso a internet. Estamos ante un mundo nuevo que está poniendo una gran presión sobre los niños y enfrentándoles a cosas para las que no están preparados. Así que a nivel social cabría preguntarse si no estamos siendo abducidos por tecnologías que están cambiando nuestro cerebro y nuestra biología e incluso el desarrollo de los jóvenes.
Un maestro zen le regaló una cita que dice: ‘Nunca te olvides de la visión a 1000 años’. ¿Cuál es la relevancia del largo plazo en lo que se refiere a su trabajo?
Nunca hubo un tiempo mejor para descubrir lo que significa ser humano en este planeta. Y nosotros participamos en ello, nos guste o no. Debemos asumir la responsabilidad de lo que está pasando, reconocer la violencia en potencia que habita en nosotros mismos y transformar esa energía en belleza y creación. Una guerra nuclear o la subida del mar podría acabar con todo. Dejemos de hacer el tonto y despertemos para saber lo que significa ser ciudadano de la Tierra.
surf-jon-kabat-phrase
Este señor, por supuesto, ha acuñado muchas reflexiones y frases absolutamente brillantes, demoledoras y certeras. Rescato unas cuantas incluidas en esta entrevista en La Vanguardia:
«Si aumentas la conciencia, los cambios en tu vida vienen solos. Requiere disciplina, pero lo más curioso es que no hay que hacer nada. Lo que propone la atención plena no es que uno cambie su vida, sino que se enamore de ella».
«La atención plena te da otra manera de sostener tu experiencia desde la presencia, algo que no nos enseñan en la escuela. Te enseñan a pensar, pero a menudo el pensamiento no nos es útil a la hora de solucionar problemas vitales».
¿Qué hay que entender?

«Lo más difícil de entender es que no hay que hacer nada. No se trata de intentar cambiar, se trata de en lugar de vivir dormido, vivir despierto».

¿El mindfulness lleva la atención a esos pensamientos negativos?

«Si abrazas ese pensamiento, ya no continúa reproduciéndose. Sabemos que una mente distraída es una mente infeliz. Debemos acceder a la conciencia, un tipo de inteligencia innata de la que sabemos poco pero conocemos su poder».

Y hay muchísimas más sentencias muy acertadas, si uno busca un poco. Pero confieso, para acabar, que la reflexión que me ha tumbado y conquistado por su alto grado de exactitud, de plasmar una realidad indiscutible (y por todo ello, una herramienta poderosa para trabajar y avanzar) es la siguiente:

«Se trata de observar cuántas veces perdemos la cabeza, recuperar la atención y empezar de nuevo».

Anuncios

7 comentarios en “Perder la cabeza y recuperar la atención: entrevista a Jon Kabat-Zinn

  1. Muy interesante y está vez muy claro.
    Hay un libro muy bonito y sencillo que si no conoces te lo recomiendo, se llama, El milagro de estar atento y es de un monje tibetano llamado…ahora no me acuerdo, creo que thin nat chat o algo así. Lo busco y te lo digo.

    Me gusta

    1. Pues muchas gracias por la recomendación. Sí, este señor ya me lo he encontrado unas cuantas veces últimamente, con reflexiones y frases también bonitas y certeras. Parece que es bastante conocido; yo no le conocía, es en estas semanas que estoy descubriendo a gente que merece la pena. Estas últimas entradas dan fe de ello. Y no es tibetano, es vietnamita.
      Namastebeso.

      Me gusta

    2. He encontrado esto, hace unos segundos. Thich Nhat Hanh nos responde sobre la verdadera naturaleza de nuestra identidad, nuestra conciencia (lo No-Nacido, como dice Bankei). Muy bueno, esta me la guardo…
      «Pregúntale a una nube: ¿cuál es tu fecha de nacimiento? Antes de que nacieras, ¿dónde estabas?».

      Me gusta

    1. Pensé en ti y en que podría interesarte esta entrada sobre mindfulness. Ya veo que ha publicado unos cuantos libros. Gracias por la recomendación, a ver si me compro alguno. Online es fácil y rápido. Ya lo vi, en Barcelona y Madrid en el 2016. Lástima habérmelo perdido.
      Abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s