Fogonazo

Voy simplemente a dejar constancia de un sueño que tuve. Hace hoy dos noches. Simplemente lo explico, me sabe mal que “se pierda” o que quede en el terreno de lo ignoto, en el tintero. Hay que tomarlo con todas “las cautelas”, “la precaución”, “la perspectiva” o “la sangre fría” (o lógica, racionalidad) de que solamente fue un sueño. No perder este hecho de vista. A pesar de ello, no deja de ser curioso, interesante, significativo lo que soñé. Lo que apareció en esa “película” mental.

Seguir leyendo “Fogonazo”

Anuncios

La Mente y la mente

¡Acabo de entenderlo! ¡Hostia! La mente es siempre impersonal. SIEMPRE. Esto puede sonar extraño. No sola y exclusivamente La Mente Única (La Mente del Buda, la budeidad, la vacuidad, lo No Nacido, la inteligencia primigenia y no manifiesta, el Sí Mismo… ) es impersonal, sino también la mente —con minúsculas—, es decir, mi mente. La mente individual, “normal y corriente”, cotidiana, personal. Lo “personal” es solo un castillo de naipes que se derrumba con la observación, la atención y el silencio, con la autenticidad hacia uno mismo despojándose de toda máscara o “personaje”. Es un constructo a base de conceptos e imágenes. Seguir leyendo “La Mente y la mente”

Oh, maravilla de las maravillas…

Lo que voy a relatar ahora (acabo de decidir escribirlo, hace unos segundos) me sucedió hace menos de un mes. Jamás imaginé que experimentaría tal cosa, porque era algo en lo que no he “meditado” (o contemplado) apenas durante el transcurso de mi vida. Al contrario, en contraposición a lo que voy a explicar, sí que he tenido muchas veces la inequívoca sensación y certeza ¡y experiencia, esto no es una mera idea!—  de que mi verdadero Ser es el Sí Mismo, una Conciencia absoluta e impersonal que está más allá del pensamiento intelectual. Y así lo he reflejado en este blog varias veces: diciendo que cuando miro cualquier cosa u “objeto” (la cama, una silla, el router, mi mano… ) en realidad es esa Conciencia la que se está observando o mirando a sí misma. Y sigo convencido de ello; para mí está más claro que el agua.

Seguir leyendo “Oh, maravilla de las maravillas…”

La “victoria”

«Se puede vencer mil veces a mil hombres en batalla, pero el mayor vencedor es quien se vence a sí mismo una vez».

Cómo me gusta esta frase. Considero que lo que se está comunicando aquí es total y absolutamente cierto.

Esta frase está sacada del Dhammapada, que está a su vez incluido en lo que se conoce como Canon Pali. Vamos a explicar muy brevemente qué es esto… El Canon Pali es la colección de los antiguos textos budistas escritos en el idioma pali, que constituyen el cuerpo doctrinal y fundacional del Budismo Theravada. Se conoce también como Tripitaka o Tipitaka, o “Tres Cestos”, porque los manuscritos que contenía, inscritos sobre hojas secas de palmera, se guardaban en tres cestos diferentes.

Seguir leyendo “La “victoria””

David Loy y el no-yo

David Loy —filósofo, pensador, escritor, conferenciante, meditador, buscador de la verdad— vuelca reflexiones tan profundas, certeras e interesantes como las siguientes:

«(…) Tenemos que pensar en reformar nuestro sistema educativo. La educación no es sólo una cuestión de información o incluso habilidades para oficios. Necesita incluir una dimensión interna para que seamos mucho más conscientes de cómo funciona nuestra mente. ¿Qué formas de pensar nos crean problemas a nosotros y a los demás? ¿Cómo podemos comprender nuestras mentes de maneras que nos liberen de esos problemas?».

«Más que una lucha entre el bien y el mal, que es fundamental en la religión judeocristiana, el budismo piensa en términos de las tres motivaciones malsanas: cuando lo que hago está motivado por la codicia, la malicia o el engaño, esto crea problemas, hay dukkha».

Seguir leyendo “David Loy y el no-yo”

Dejar de buscar

“Aprovechando” o coincidiendo con los recientes días de intensísimo calor, me he sentado estas últimas tardes y sobre todo noches afuera, en la terraza. Puedo divisar una parte de las montañas que circundan Barcelona. No mucho, pero la vista está bien. Y mucho cielo. Así que imaginadme sentado en una silla de plástico verde oscuro. Pero en realidad no me siento a admirar el paisaje. Me siento a practicar la introspección personal, o la autoindagación. Se le puede llamar a esto de muchas maneras: “meditación”, “observación”, “practicar la atención despierta”, “afinar la mente”, “aquietar la mente”, “buscarse a uno mismo”, “buscar y practicar la quietud y la paz mentales”, “intentar estar lo más despierto posible”, “intentar vaciar la mente de contenidos”, etc., etc., etc. Todas estas formas de denominarlo me parecen correctas; todas ellas inciden en diferentes aspectos de la cuestión.

Seguir leyendo “Dejar de buscar”

¿Qué es la Mente Despierta?

¿Qué es el Despertar?

¿Qué es la Mente Despierta?

Pues esta imagen podría darnos una pista…

1210d5b320d83a18287e3186be15f279-india-asia-india-culture

Esa mirada lo dice todo; creo que sobran las palabras…

¿Qué es, en qué consiste ese estado mental? Ese estado al que puede accederse, donde uno puede aprender a estar (o aprender que es eso) después de producirse un clic mental. En ese estado…

Seguir leyendo “¿Qué es la Mente Despierta?”

Agua y hielo

Vamos a establecer un símil, una comparación metafórica válida. Vamos a suponer que la Conciencia —que es lo que verdaderamente somos: Inteligencia, Mente Única, YoSoy, Sí Mismo, Solo-Ser… — es como un vasto océano. Es agua, es de naturaleza líquida. De proporciones infinitas e inabarcables. Siempre está fluyendo. En quietud y en movimiento a la vez. El mismo y nunca el mismo a la vez. Por estas mismas razones “es” y “no es” al mismo tiempo, como ocurre con los océanos físicos que conocemos. A propósito de todo esto, de la verdadera naturaleza y del mundo de las formas…

Seguir leyendo “Agua y hielo”